La innovación en el sector tecnológico y en la fabricación de muebles para oficina y accesorios están modificando el concepto tradicional que existe de la oficina. Lejos han quedado los entornos ajustados y recargados, los despachos tapizados de maderas ornamentadas, el oscuro despacho del contable… La decoración de oficinas, como la decoración en general, se apunta al concepto minimalista que nos invade en todos los sentidos.

Todo apunta hacia la mejora de los espacios para maximizar el valor del individuo en su zona de trabajo, para convertirlo en un lugar agradable, lleno de energías positivas y plagado de posibilidades: convertirlo en ese lugar idílico del que no hay prisa por escapar.

Aunque ya hemos hablado en artículos anteriores de este blog  sobre las nuevas tendencias en decoración de oficinas, ahora ofrecemos la información más actualizada y detallada.

NUEVAS TENDENCIAS EN DECORACIÓN DE OFICINAS

Green zones. Son muchos los estudios que han demostrado que convivir con la naturaleza es beneficioso para la salud, por este motivo, grandes empresas como Amazon apuestan por la incorporación de zonas verdes dentro de los espacios laborales en pro de conseguir inspirar a los empleados. Jardines, invernaderos, caminos, fuentes y lagos son protagonistas en los grandes espacios, mientras que los huertos en las azoteas, divisiones de bambú y paneles acústicos creados a partir de musgo, tienen su lugar en entornos más reducidos.

Las compañías apuestan con fuerza por la aplicación del concepto “verde” en todos sus procesos: uso de fuentes de energía renovables para el suministro energético de la oficina, renovación de purificadores de aire, alojamientos web ecológicos, alimentos y bebidas de origen biológico para dispensar en comedores y cafetería…

La creación de estas zonas fomenta la participación de los trabajadores, reducen el estrés y fomentan su bienestar y, por consiguiente, aumenta su productividad en beneficio de todos: compañía y empleados. No nos sorprenderá que, en un corto espacio de tiempo, cada día más empresas se apunten a este movimiento y acaben impartiendo una clase de inglés o una conferencia al aire libre, bajo la sombra de los árboles y oyendo el trino de los pájaros en libertad.

decoracion de oficinas

Espacios dinámicos y flexibles. Aumenta el número de empresas que integran áreas de trabajo flexibles en el diseño de oficinas. Son los trabajadores los que eligen el lugar y la forma de trabajar.

El incremento del uso de portátiles por la movilidad geográfica y el fácil acceso a internet desde cualquier lugar (transporte público, hoteles, cafeterías, etc.), favorece que la mayoría de los trabajadores disponga de laptop para el desarrollo de su tarea diaria. Bajo este concepto, el mobiliario se puede trasladar o adaptar fácilmente según la tarea a realizar.

Cada vez es más frecuente la incorporación de sofás en las oficinas para que los empleados se instalen con sus ordenadores portátiles. Ésto ayuda a que las relaciones entre ellos sean fluidas y las conversaciones más informales. Podemos dejar a un lado, pues, los puestos de trabajo compactos y decir adiós al aburrido concepto del despacho tradicional.

decoracion de oficinas

Decoración y colores nórdicos. En la decoración de oficinas juega un papel primordial el color por su influencia en el estado de ánimo de los trabajadores. La decoración nórdica y los tonos claros son la tendencia básica de 2018. Este estilo intenta encontrar el equilibrio entre el orden, la luminosidad, la calidez y la funcionalidad del espacio.

La decoración nórdica destaca por la limpieza visual, la armonía y su tendencia minimalista. Las estancias están poco recargadas y bien distribuidas para aportar sensación de amplitud.

El blanco, color predominante en este tipo de decoración, junto a las gamas de marrón, grises o beige potencian la luz en los espacios y contribuyen a crear una atmósfera de serenidad y relajación, aunque un toque pastel de verdes, rosas y azules en sus tonalidades más claras aportarán color pero no en exceso.

Texturas. Con el crecimiento del concepto minimalista y los diseños simplificados, la textura ocupará un lugar importante en los centros de trabajo aportando un aire lúdico. Las texturas incrementan los elementos sensoriales de un habitáculo y evocan la comodidad del hogar en los espacios laborales.

La madera, como textura principal y continuando dentro del concepción de decoración nórdica, es imprescindible por su aporte de calidez y color frente a los tonos neutros. Incluirla tanto en suelos como paredes, mobiliario e, incluso, en los complementos creando espacios acogedores y envolventes, nos harán sentir cerca de la naturaleza.

¿Por qué no imaginar unos separadores de bambú, una moqueta imitando césped, un sofá fabricado con palets o una pared de pintura de pizarra?.

Coworking. No puede estar más de moda.

El coworking, también conocido como cotrabajo, es una forma de trabajo que permite a profesionales independientes, emprendedores y pymes de diferentes sectores, compartir un mismo espacio de trabajo para desarrollar sus proyectos profesionales de manera independiente, a la vez que fomentan proyectos conjuntos. (Wikipedia)

Están pensados para profesionales que no necesitan más que un ordenador portátil, un teléfono móvil y conexión a internet. Estos espacios no son solo oficinas compartidas donde profesionales autónomos de cualquier sector disponen de un lugar donde llevar a cabo su trabajo por un coste inferior al alquiler de una oficina, sino que son espacios de interacción entre ellos para generar negocios y favorecer la prospección de nuevas ideas.

Muchas compañías se apuntan al coworking corporativo, abriendo sus puertas a freelancers para que sus trabajadores compartan e intercambien ideas, aprendan y experimenten con las aportaciones de estos nuevos invitados.

Ergonomía, accesibilidad y usabilidad. Insistiendo una vez más en que va cobrando fuerza e importancia la adaptación de las zonas de trabajo a las necesidades del trabajador, bien sea por normativa o para favorecer su rendimiento, no podemos obviar estos tres conceptos.

Son básicos a la hora de optar por la creación de espacios abiertos dentro de una compañía. Es difícil concebir la incorporación de una zona verde a un espacio si éste no es abierto, flexible, de fácil acceso y 100% usable.

Offices y zonas para tomar café e intercambiar experiencias y conocimientos laborales, oficinas amplias y abiertas donde la luz y la comodidad juegan un papel fundamental en el diseño, son las tendencias de 2018 para la decoración de oficinas.