Términos como staff, skilled worker, brainstorming, headhunter, networking o feedback ya están instalados en nuestro vocabulario como términos habituales, pero ahora, desde hace relativamente poco tiempo, nos ronda un nuevo concepto relacionado con el ámbito laboral: el knowmad.

Este nuevo concepto que comienza a sonar en el año 2001, combina las palabras know (saber, conocer) y nomad (nómada) y engloba las características con las que ha de contar un trabajador actual para afrontar  sus futuros retos profesionales, llegando a ser un nómada del conocimiento.

Su creador, John Moravec, experto en marcado laboral, la utilizó para definir el perfil del nuevo profesional: creativo, innovador, imaginativo, capaz de trabajar en cualquier entorno y con casi cualquier persona y autodidacta, aumentando sus conocimientos aprovechando la información proporcionada por internet.

reformas de oficinas

QUÉ ES UN KNOWMAD

Aunque a simple vista parece que hablamos del perfil de un millennial (generación Y), nada más lejos de la realidad: a diferencia de éste, el knowmad no tiene edad, entiende su trabajo como algo que le gusta, satisface y forma parte de su vida, genera ideas, las transforma en productivas y las comparte con otras personas de las que también aprende.

“Para el año 2020, proyectamos que el 45% de nosotros será nómada del conocimiento, convirtiendo este perfil profesional en el mayor segmento de la fuerza laboral. Los knowmads destacan, y tú también deberías”.

John Moravec
creador del término Knowmad

Hay una serie de aptitudes que caracterizan al knowmad y que conforman su perfil:
knowmads
  • Entiende el trabajo como un oficio: Disfruta en el desempeño de su trabajo alcanzando una gran satisfacción personal.
  • Genera ideas y son imaginativos: Aporta ideas constantemente y reacciona ante cualquier problema ofreciendo soluciones.
  • Sentimiento de pertenencia: No se identifica con una sola marca o compañía. Es autónomos y no asimila bien la recepción de órdenes.
  • Domina las nuevas tecnologías: Está a la última en tecnología digital.
  • Gestión de redes sociales: Utiliza las redes sociales como medio de conocimiento y comunicación.
  • Gran capacidad de adaptación: Es flexible, versátil, competente, adaptable y moldeable; lo que le convierte en la persona más adecuada para adaptarse a cualquier entorno laboral.
  • Aprendizaje continuo: Está en continuo aprendizaje porque es consciente de que la formación es constante.
  • Sin miedo al fracaso: Asume sus errores y es capaz de aprender de ellos. Es responsables de sí mismo y no deja su futuro en manos de los demás.

En resumen, un knowmad es una persona con gran capacidad de integración, alta tolerancia a los cambios y grandes habilidades para transformar el entorno que le rodea. Su mayor fortaleza es saber cómo acceder al conocimiento que le llevará a ser el perfil más demandado.

Se podría decir que el knowmad es la evolución del freelance. Las compañías buscarán a personas cualificadas para realizar un determinado trabajo, específico y efímero que necesitará de un profesional bien instruido. La relación laboral entre empresa y knowmad terminará una vez concluida la labor para la que ha sido contratado.

 

CÓMO ADAPTAR LA OFICINA A LOS KNOWMADS

Pero una oficina convencional no es el lugar más adecuado para ubicar a este tipo de perfiles. Encerrar a un knowmad en un despacho no es buena idea. Sería poner límites a todas sus habilidades.

La aparición de los nuevos perfiles en el entorno laboral requiere que las compañías tengan que adaptarse a ellos. Para amortizar el conocimiento y capacidades de los knowmads, las empresas tienen que apostar por espacios de trabajo abiertos donde fluya ese conocimiento, se permita la realización de tareas en equipo  y se logre la integración de las últimas novedades tecnológicas.

Grandes compañías como Google, Facebook o Lego, entre otras, ya se han adelantado a este hecho y ofrecen a sus trabajadores valores añadidos a la ya conocida y valorada flexibilidad horaria: espacios minimalistas y zonas verdes y de ocio son lo más destacado, sin olvidar la incorporación de hamacas, toboganes, futbolines, mini golfs, rocódromos y salas de siesta. Son lugares alegres, atrevidos, divertidos y libres de estrés, diseñados especialmente para hacer volar la imaginación del empleado y aumentar su productividad.

office

Estos nuevos espacios de trabajo tienden hacia la creación de zonas abiertas y flexibles que fomentan la creatividad, favoreciendo la empatía, interacción y libre comunicación entre los trabajadores sin descuidar su confort y bienestar; espacios multifuncionales donde poder desarrollar actividades distintas y variadas, aunque no habrá de obviarse el proyectar un lugar más reservado donde mantener reuniones, firmar contratos, sellar acuerdos…

Ello se consigue gracias a la utilización de mobiliario y mamparas polivalentes que permiten construir espacios dentro de espacios. Es posible transformar una gran sala de reuniones en varios despachos más pequeños o ubicar un cubículo acristalado dentro de una oficina diáfana  sin que éste reste luminosidad ni funcionalidad al espacio. Los tabiques móviles son fáciles de montar y desmontar, proporcionan aislamiento acústico y se adaptan a cualquier tipo de decoración. No hay límites para imaginar y crear cualquier tipo de espacio.

Así, las empresas serán capaces de construir una marca atractiva que capte y retenga a los trabajadores del futuro, creando un entorno favorable para el desarrollo de todos sus conocimientos y habilidades.

mamparas de oficina