Los muebles de recepción son la primera sensación que todo el mundo se lleva de una oficina. Aprovéchalo para dar una imagen profesional de tu empresa.

La recepción, imagen de tu empresa

La recepción es por si sola, y en muchas ocasiones sin quererlo, una inmejorable carta de presentación de lo que es la filosofía y maneras de funcionar de tu empresa. Es una proyección de todo lo que se cuece en el interior. Así que cuidar este punto de tu oficina se antoja como algo capital a la hora de mejorar la imagen de tu compañía.

Si aun no ves claro lo que hemos comentado en el párrafo anterior, lo que tienes que hacer es muy simple. Cierra los ojos y piensa en las recepciones de empresas en las que hayas estado recientemente. ¿Qué sensaciones te han transmitido? ¿Qué impresión inicial te has llevado de esa empresa? ¿Cuál ha sido tu predisposición tras el paso por la recepción?

Si eres de los que cuidas la manera en la que tus empleados tienen que tratar a los proveedores y clientes y si eres de los que les gusta cuidar la imagen corporativa de la empresa, tanto a nivel físico como virtual (web, redes sociales,…), cuidar todos los detalles de la recepción se convertirá en un punto clave a tener en cuenta en tu empresa.

Los muebles de recepción son la clave

En una entrada anterior que publicamos en HMT ya os indicamos en qué puntos debíais incidir en la recepción de vuestra oficina cuando acometéis obras de reforma. En aquella ocasión os indicábamos que la recepción debía facilitar al visitante información valiosa sobre vuestra empresa, impresionando al visitante por su estilo y por los cuidados detalles, tanto de decoración, iluminación, mobiliario y complementos.

muebles-de-recepción

En esta nueva entrada relacionada con la recepción nos vamos a centrar exclusivamente en los muebles de recepción, los auténticos protagonistas de este espacio único. Pero para profundizar en ello vamos a proponerte dividir la recepción en dos zonas perfectamente diferenciadas por su uso: la zona de recepción propiamente dicha y la zona de espera.

Vayamos por la zona de recepción. En esta zona habrá un elemento que se llevará todo el protagonismo. No es otro que el mostrador. Intenta darle un valor diferencial con respecto al resto de mobiliario de la oficina, pero siempre manteniendo la misma línea. En el mercado encontrarás multitud de opciones y posibilidades, pudiendo elegir entre multitud de formas y combinaciones.

Además existe una amplia gama de acabados y materiales, que por si solos o combinados entre ellos le darán al mostrador ese valor extra.

Analiza las necesidades de este puesto de trabajo, el equipamiento mínimo necesario y la funcionalidad y ergonomía de todos los elementos para que el empelado que esté allí esté lo más cómodo y a gusto posible.

No olvides además todos esos detalles que hacen de este elemento algo especial como sería el caso de la iluminación y la incorporación de vuestro cromatismo e imagen corporativa. Si dispones de espacio, no vendría de más pensar en la atención a discapacitados, circunstancia que obliga a adoptar unas medidas y características específicas para estas situaciones.

Por otro lado tenemos la zona de espera. Puede ser tanto un espacio abierto junto a la recepción como una salita independiente y asilada. En cualquiera de los casos tiene que ser un lugar realmente cómodo y confortable, siendo los muebles escogidos a los efectos los que tendrán buena parte de la responsabilidad de transmitir estas sensaciones.

Recurrir a sofás o butacas cómodas combinadas con alfombras y mesas bajas contribuirán de forma clara en generar ese ambiente adecuado para cerrar grandes negocios o proyectos para tu compañía. Detalles como revistas, plantas o la propia iluminación del lugar acabarán de hacer el resto.

Cómo escoger tus muebles de recepción

Si estás reformando tu oficina o, simplemente, te ha gustado lo que te hemos explicado y cambiarás los muebles de recepción, desde HMT te recomendamos que te pongas en manos de profesionales. Concretamente te recomendamos que recurras a un interiorista especializado en el diseño de oficinas. Vale la pena hacer esta inversión, ya que de él dependerá sacar toda la magia que se pueda a este espacio.

El mundo se mueve por sensaciones y emociones. Deja que estas inunden tu recepción. Piensa que en muchas ocasiones tus visitantes no pasarán de aquí. Deja que se lleven en la retina y en su mente una inmejorable primera impresión de tu empresa, y que estas perduren en el tiempo. Controlar estos aspectos está en tus manos, y los muebles de recepción son tus mejores aliados que tienes para conseguirlo.

Desde HMT esperamos que este artículo haya sido de tu agrado y que las expectativas que pongas en tu nueva recepción te sirvan para relanzar la actividad de tu empresa y dar una imagen más profesional de ella.

mobiliario de oficina