Aunque es el último lugar donde se nos antoja mirar, el techo puede marcar una gran diferencia en el diseño de cualquier oficina.

Denominado “la quinta pared” por muchos diseñadores, los techos ocupan un lugar importante a la hora de crear o renovar espacios, pues dependerá de una buena elección el que la estancia transmita sensación de espacio abierto y amplio.

Hay multitud de tipos de techos: abovedados, catedral, encofrados, bandeja, cobertizo, cúpula… En este artículo nos centraremos en los techos registrables o falsos techos que, por sus características, son los más utilizados en la decoración de oficinas.

techos registrables

QUÉ SON LOS TECHOS REGISTRABLES

Los techos registrables o falsos techos son placas que se instalan unos centímetros por debajo del techo original. Además de ser un elemento decorativo, se utilizan como aislante térmico, para modificar la altura de los techos o bien para ocultar imperfecciones, vigas, instalaciones eléctricas, tuberías, conductos de ventilación, aire acondicionado o calefacción, permitiendo el fácil acceso a éstas en caso necesario.

Son fáciles de montar y desmontar y presentan acabados perfectos, muy discretos y variados que convierten los techos en auténticas obras a admirar.

Para su instalación se utilizan distintos tipos de placas:

  • De yeso. Son fáciles de manejar pero, a su vez, son de gran fragilidad y ofrecen poco aislamiento.
  • De fibra mineral. Muy resistentes a humedad, fuego y ruido.
  • De yeso y fibra de vidrio. De gran capacidad de aislamiento acústico y son incombustibles, aunque frágiles.
  • De fibra de vidrio. Resistentes al fuego y muy aislantes al ruido.
  • De metal. De muy fácil manejo y ligereza.

TIPOS DE TECHOS REGISTRABLES

Atendiendo al material utilizado para su fabricación, encontramos distintos tipos de techos registrables:

  • TECHO DE REJILLA METÁLICA. Podríamos decir que es uno de los más utilizados en  instalaciones industriales debido a su gran aporte de luz. Se fabrican en aluminio y son de gran durabilidad y de fácil mantenimiento. Existen gran variedad de colores y modulaciones que permiten infinidad de acabados.
  • TECHO DE LAMAS METÁLICAS. Son de fácil mantenimiento y desmontaje, aunque no todos los modelos son registrables (a tener muy en cuenta a la hora de elegirlo), pero existen innumerables modelos con formas, tamaños y colores distintos que los convierte en la opción más versátil del mercado.
  • TECHO DE BANDEJAS METÁLICAS. El espesor del acero galvanizado con el que están fabricados les confiere gran durabilidad y resistencia. Están especialmente diseñados para su instalación en espacios de grandes dimensiones y permiten el acceso fácil y cómodo a las instalaciones que oculta, por lo que hacen que el techo sea completamente registrable.

También es muy variada su gama de acabados y colores, permitiendo la personalización de ambientes distintos y originales y dan modernidad a los techos.

  • TECHO DE FIBRA MINERAL. Junto al techo de rejilla metálica, es de las la opciones más utilizadas. Es la opción más práctica por varios motivos: su capacidad de absorción acústica debido a su espesor y el acabado perforado, su precio es bastante asequible y son fáciles de mantener.
  • TECHO DE VIRUTA DE MADERA. Es un producto 100% natural que posibilita una gran acústica, son muy resistentes a la humedad y de gran estética que consiguen dar un toque especial a los espacios.
  • TECHO DE VINILO. Es especialmente impermeable y fácil de limpiar debido al revistimiento de Policloruro de Vinilo. Resulta ideal para proteger el techo del vapor por la lámina de aluminio incorporada en su parte posterior. Es económico y fácil de instalar y de mantener.

Si hacemos un repaso a sus ventajas, podemos decir de los techos registrables que:

  • Son de montaje muy sencillo, económico y rápido. Resulta bastante rentable montar un techo registrable comparado sistema tradicional.
  • Ocultan las instalaciones existentes que afean la estética de la estancia, permitiendo el acceso a éstas si fuese necesario.
  • En caso de que el techo original presente imperfecciones, éstos quedan ocultos a la vista.
  • Tienen gran perdurabilidad. Las cualidades  de los materiales de estos sistemas son excelentes, por lo que resisten bastante bien el paso del tiempo y el deterioro por el uso.
  • Reducen la altura del techo. Con esto se consigue disminuir la cantidad de aire en la habitación y por consiguiente,  el consumo de energía para adecuar la temperatura de la habitación será menor.
  • Se pueden instalar cajones o pequeños armarios en el espacio que queda entre el techo original y el falso techo.
  • Son aislantes acústicos y térmicos.
  • Dependiendo de la gama del producto, pueden ser altamente resistentes a la humedad.

Con tal cantidad de opciones existentes en el mercado y la multitud de ventajas como presentan los techos registrables,  es prácticamente imposible evitar la instalación de uno de estos modelos en cualquier oficina que se precie. La realización de una buena elección será la clave para los techos de nuestra empresa causen la admiración de todo aquel que visite nuestras instalaciones.reformas de oficinas